oraculo

2009-03-24

Homenaje al poeta William Gonzales Perez desde el Mascayputu

WILLIAM GONZALES PEREZ






Jamás Tanto Cariño Doloroso


de William Gonzáles Pérez

William Gonzáles Pérez (Lima, 1973) acaba de sacar a la luz su primer poemario, un conjunto de poemas dedicados al viejo y complejo tema del amor. Aludiendo a la antigua interrogante de Hölderlin podríamos decir: ¿Para qué amor en tiempos de desamor? Pero no, no son tiempos de desamor, porque sin amor no podría haber humanidad, ni interrogantes, ni nada. El mundo podría sobrevivir sin dios, pero sin amor no. Por eso su complejidad, a su vez su extraña transparencia. Hoy pasa con el amor lo que pasó a inicios del siglo pasado con el arte, lo que decía del arte Ortega y Gasset. Pero no, lo que sucede es que la gran masa, con los medios masivos y las grandes industrias, con su tecnocracia, su pragmatismo salvaje, ha devaluado el significado de esta palabra que poetas como Dante Alighieri elevaron a su real dimensión. El amor está, entonces, en las individualidades, en colectividades no contaminadas con esa masa tecnológica de la moda y sus derivados. Y los poetas saben que así ha sido siempre, y así será. Por eso Jamás tanto cariño doloroso es la demostración de esa persistencia, a través de las diferentes variantes emocionales y dramáticas en torno a este tema. Con un estilo algo surrealista (“una raíz descubierta a la hora del té”), que hace recordar al Westphalen de “Una cabeza humana viene lenta desde el olvido”, y también expresionista (“melodías que transcurren por las venas/ a más de mil por hora sin detener el tiempo/ existimos hoy para contar las monedas”) - homenaje pleno a Neruda -, somos conducidos al territorio fangoso de la luminosidad del deseo del otro (la amada). Si luego salimos heridos, la única cura será también el amor.

JAMÁS TANTO CARIÑO
DOLOROSO por : Miguel Ildefonso

William Gonzales Pérez. (Lima, 25 noviembre) Cursó estudios de Educación en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Participó en talleres de creación en el Centro Cultural Federico Villarreal y en la UNMSM. Dirige la revista de poesía “Letra Suelta”(Desde octubre del 2004). Tiene publicado el libro “Jamás tanto cariño doloroso”. Ha participado en diferentes encuentros de literatura. Sus trabajos han sido publicados en plaquetas y revistas de literatura; como:"La City" (N°22,Lima-julio 2008),En el Libro de Creación Literaria "Se Prohíbe estar triste"(De: Alejandro Medina, arteidea editores, junio 2008).En la revista "La Tortuga Ecuestre"(N°290, junio 2008). Antologado en el libro “Nostalgia a orillas del Rímac” (Chosica, 2006).
http://willygonzales.blogspot.com/ Además dirige la bitácora http://letrasueltacultural.blogspot.com/ contacto: Willy_1125g@hotmail.com

Miguel Ildefonso nació en 1970 en Lima. Es director de la revista virtual „El Malhechor Exhausto“. Estudió Literatura en la Universidad Católica del Perú e hizo una Maestría en Creative Writing en la Universidad de El Paso, Texas. Ha publicado los libros de poesía Vestigios (1999), Canciones de un bar en la frontera (2001), Las ciudades fantasmas (2002) con el que ganó el Premio Copé de Poesía., m.d.i.h.(2004), Heautontimoroumenos (2005), Los Desmoronamientos Sinfónicos (2006), Himnos (2008). En 2005 publicó el libro de relatos El Paso, galardonado con el “Premio Nacional de Cuento de la Asociación Peruano-Japonesa”. También ha editado la antología de poesía peruana 21 Poetas (2005).
SE CLAUSURA EL
TIEMPO DE LA VIDA
La realidad a veces se prolonga
y se vuelve tristeza
se nubla el sentido de la razón
se hunde el horizonte poético atormentado
alrededor se rompe lo empezado
los primeros gritos imprevistos se vislumbran
dando la oportunidad al aire dulce fresco
mientras tanto abandonados salvajemente sin nada
nefasta extensión de hierbas
sin nombre ni conversación de la luz estelar,
se clausura el tiempo de la vida
débil imagen que se percibe en la mañana
escritos sobre tu cuerpo curiosamente tallada,
poesía, pensamiento descorazonada juventud
no invitado a esta dimensión de caricias,
se persiste en la obra del cielo
que se ha vestido de azul
caminante en medio de la pasión
deseo pensante de tu aroma
sin desaire ni una mala partida.
SUFRIMIENTO EN LOS PIES, EN EL CORAZÓN
ENSANGRENTADO DE ODIO

Mutilados quedaron los días por tanto desorden,
desorden en la casa en la que habitamos,
habitamos entre cuatro paredes entre complejos y quejas,
quejas hecha furia donde se elevan las locuras,
locuras en la calle, en la ciudad en un mundo confuso,
confuso hoy me siento y las quejas se las lleva el viento,
viento con dirección al sur oeste de tus miradas ajenas
ajenas y rutinarias a veces difícil de entender,
entender sin dirección la historia perdida hablará,
hablará como en aquel pasado que se hizo humo gris,
gris están los parques, las escuelas, la tierra que consumimos,
consumimos lo que nos dan o conseguimos
conseguimos hablar, encender y hasta dialogar
dialogar de lo perdido muchas luces pasarán
pasarán los testimonios de alegría, y sufrimiento,
sufrimiento en los pies en el corazón ensangrentado de odio,
odio innecesario para luego pedir perdón
perdón en las iglesias de donde regresas tranquilo
tranquilo el cuerpo, casi purificado y con mucho de verdad
verdad que conozco poco de la vida
abandonada en las esquinas,
esquinas llenas de sombra y mojado el pavimento
pavimento abandonado, silenciosa hasta la llegada de una flor
flor que no deseamos que se marchite y esté solitaria
solitaria te encontraré en el infierno de la noche
noche de depresión, de pensamientos encontrados
encontrados sobre el césped casi oculto
y todo, todo se ha consumado.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente poema del joven poeta William Gonzales, es una promesa para las letras peruanas.