oraculo

2017-05-21

CETRERIA Déjame incendiar la levedad del tiempo en un poema que nunca escribí. Desde la cueva del zorro



       Lampa/  Puno- Perú

CETRERIA

Déjame incendiar la levedad del tiempo en un poema que nunca escribí.
La poesía postmoderno boreal andino – Amazónico, nueva York,  en la presentación de Escritos Mitimaes de Fredy Amícar Roncalla  sostiene  tajantemente “En más de 500 años de opresión colonial europea, Norteamericana, lo andino indígena ha persistido con una extraordinaria capacidad de adaptación” entiéndase esto como resistencia.

Inmigración, éxodo, neologismo de migrancia nuevo corpus poético inédito proveniente de las provincias desde por lo menos de la época de Vallejo, Oquendo de Amat, búsqueda nueva posibilidad de educación, ascenso social entre los intelectuales provincianos que aportan nuevo lenguaje.
Gracias  a mi huayqui Fredy por la oportunidad y finalmente cito a José María Arguedas “El quechua es un idioma más poderoso que el castellano para la expresión de mucho trances del espíritu y, sobre todo, del ánimo (… Las) palabras del quechua contiene con un intensidad y vida incomparable la materia del hombre y de la naturaleza y  el vínculo intenso que por fortuna aún existe entre lo uno y lo otro ( Katatay).


 REFERENCIAL BIBLIOGRÁFICAS

AMILCAR RONCALLA, Fredy. (1998). “Escritos Mitimaes”.
MAZZOTI, José Antonio. (20012). “Poéticas del Flujo”.
http://zorrosdearriba.blogspot.pe/2011/09/breve-cimbalo-orillabamos-aranando-la.html

NAISHA
La policromía que caracteriza breve címbalo es un signo de belleza de la mujer andina, el  sentir la coexistencia de esa diversidad.
Cierto, sus trenzas oscuras, su aroma a   hierbabuena, en la soledad tiene vida, materialidad, ojos, pero también energía, espíritu, intensidad y hondura, siendo esto así tiene la facultad de acechar, acosar al ser humano. La mujer andina  es inherente en mi fantasía, por cierto su hermosura esta en tus manos.



Breve Címbalo
Cae el alba
sobre sus trenzas oscuras
acaricia su fragancia de saywa
aldeanita de polleras con aroma a hierbabuena.

Que hermosa eres cuando olvidas tu ala de crepe
Y bajas el acento de la mirada en la carne tibia
levemente cae  la  llovizna
moja  el tierno puente de tu piel
muy tardío la niebla diluye
tus fantasías, minúsculas.

Aldeanita
¿Por qué tu cuerpo al  desvestirse de velos 
se agitan sutilmente en el cáliz del pecado?

¿Por qué?
la lluvia se detenía en tus manos

¿Por qué?
los silencios deshojaban copos de ortiga

tu hermosura
blanquearon la risa de los ancianos

Aldeanita
breve címbalo
en la balsa ajena iba hilando
trinos de ananayes.

Que hermosa eres cuando escalas el viento
si te vas, purifica el dolor de los sauces 
muyurina de mi alma.

Cae el alba
es el guayabo corazón buscaba los ojos de tocuyo.


Presente poesía, Naisha / Breve Címbalo, Inspirado en el Libro de  AMILCAR RONCALLA, Fredy. (1998). “Escritos Mitimaes”. 15-19.
Docente Educador: José Luis Ramos Flores.


No pretendo borrar las huellas develadas, una y otra vez a cantar en blanco y negro, la nada, minúsculas batallas, este seseo de inquietos sarmientos revolaron en distintas lenguas.


Niña boreal
Aquí florece la niña boreal
pollerita verde de libélulas.
Verde manto de capulí
breve gaviota del alba.
Que hermosa eres cuando olvidas tu ala de crepe
y bajas el acento de la mirada en la carne tibia.
Poesía inédita.

Docente Educador: José Luis Ramos Flores






No hay comentarios: