oraculo

2012-09-17

Juan Calderón Matador, Alburquerque (Badajoz) Madrid. Desde la cueva del zorro Lima Perú



                                                    DOSSIER DE PRENSA

                        Título:   El destino nos ata y nos desata

                        Autor:   Juan Calderón Matador

                        Género: Poesía

                                                                     Editorial:  Ediciones Cardeñoso, (Colección: Raíces de Papel-Poesía)

                                                                                                                                                                               Páginas:  88


Juan Calderón Matador nos muestra en su octavo poemario, "El destino nos ata y nos desata",  un canto al amor sublime, esa búsqueda perenne de la persona que nos complementa, a la que no siempre logramos encontrar, o no conseguimos completar con ella  el círculo de aquello que en origen se nos encomendó realizar juntos. Según la teoría del autor, nos vemos abocados a afrontar una reencarnación tras otra, con la obligación de buscarnos y encontrarnos, a veces con una leve memoria de existencias anteriores otras sin una sola señal que nos indique la dirección de búsqueda, hasta que esas misiones se vean plenamente realizadas. En ese marco, con una playa como escenario, el protagonista del poemario intuye que ese día y a esa hora se producirá el reencuentro con el ser amado. No sabe si en esta ocasión vendrá a su vida como mujer o como hombre, pero tiene muy claro que aceptará su amor, sea cual fuere su apariencia. Esas vivencias y circunstancias, que el poemario guarda con celo y mimo entre versos de gran altura y madurez, novedosas imágenes y metáforas enriquecedoras, tendrá que descubrirlas el lector, que es, en definitiva, el destinatario de los poemas.

                                                                             Ediciones Cardeñoso

                                                                             Plataforma Cultural Raíces de Papel

                               BREVE MUESTRA DEL POEMARIO

 
PRESENTIMIENTO

El que fuiste

ya había pertenecido

a otro pecho que nunca supo amarlo,

a otro vientre donde dejó más vidas,

y llegaste hasta aquella que un día fui

cargado de cadenas y temores.

Hoy quiero recordarlo

porque una voz me dice

que vienes de camino

y este desasosiego,

que puebla las veredas que hay en mi   

                                            corazón,

no es más que algún mensaje que me

                                               envías.

Me pregunto cuál es tu nuevo rostro,

si serás Él o serás Ella,

pero no hay inquietud en la impaciencia,

porque tengo aprendida la lección

y sé que hemos de hallarnos

para cerrar el círculo

que no supimos concluir entonces. 


CERTEZA

Borracho estoy de sol y espuma fresca

en esta soledad en la que espero,

seguro de que hoy

regresarás de siglos.

La playa es un desierto anaranjado.

Te veo en la distancia,

girando un quitasol insinuante,

y tengo la certeza de que eres

el Ser a quien  añoro.

Reconozco tu voz, la de otro tiempo,

tan varonil

como la mía lo es ahora.

Frente a mi desnudez tengo la tuya

y esos granos de uvas que me ofreces.

A nuestro alrededor nada respira,

sólo tú,  yo, y el semen intranquilo.

Somos dos bocas imantadas,

corazones buscantes desde siempre,

dos hombres enlazados

sin que el rayo nos pueda ya importar.

TRISTEZA

Tengo triste la nuca

como beso sin dueño,

como carta sin dirección, sin nombre.

Este miedo me viene de otro siglo,

de otro golpe de espadas.

Si encuentras mi dolor abandonado,

no dejes que se quede a la intemperie,

abrígale un rincón bajo tus huellas.

Sopla fuerte y no dejes

que las murallas roben nuestros gestos.


ALBA

Me gustan las palabras que me ofreces,

las hilvano en la noche,

me cubro con sus ecos,

rebaso los umbrales del fraseo,

me acoplo en sus vocales,

barajo consonancias,

puntos, comas, paréntesis...

Tu voz es un abismo

por el que me descuelgo amablemente

hasta el balcón del alba.

Para sobrevivir,

te ruego me concedas

una sílaba más.

Despiértate y vivamos.

España .

No hay comentarios: