oraculo

2011-09-14

Salma Hassan (Sandra Gutiérrez Alvez) Parque del Plata, Canelones, Uruguay, desde la cueva de zorro Lima Perú

















Sin Crisálida





No supe de mis alas,



hasta que habían crecido,



tanto, como para dominar



y soportar mi propio peso en vuelo.



Me acostumbré al dolor,



acontecido entre las sombras,



en la ausencia de disfrute,



en la anti-complacencia sostenida



por los ruidos de las modas de algunos



y las imposiciones de otros.



Dormí aletargada de sueños,



sin poder despertar a la fe ni a la conciencia.



No supe que el dolor que padecía



era el lento transitar de la sabia en marcha,



entre las sutiles cavernas del plano de mis vuelos.



Imaginé que fui, pero no fui…



No atendí las fallas ajenas,



hasta poder reconocer las propias




en rostros extraños.




Levanté mi mirada y aún dormía…



No supe que ese estado de inconsciencia,




se debía al tiempo del pernoctar eterno,


media vida.



No entendí, que mi niñez de larva muda,



que mi fragilidad aparente



y mis ojos de nube tenían que ver con ellas.



No supe…hasta que las vi en el espejo reflejadas



y entendí que portarlas sería tan doloroso



como haberlas sentido crecer en mi inocencia.



Ahora que sé que están conmigo,



puedo planear por sobre el cielo infinito



de mis ansias pasadas,



pernoctar en lo alto, darme al vuelo,



posarme entre las ramas,



caminar con ellas escondidas



y aprontar su amplitud



por si necesito urgente una huida.



Porque la libertad del aprendizaje,



entre luces y amplios dibujos de colores,



sin crisálida, y a más de media vida,



con alas o sin alas no es lo mismo…



Volar siempre contiene lo infinito…




Salma Hassan




10 / 9/ 11




No hay comentarios: