oraculo

2011-08-05

Un Camino Hacia la Liberación Corporal: La Pasión por la poesíá. Desde la cueva del zorro Lima Perú








UN CAMINO HACIA LA LIBERACIÓN CORPORAL: LA PASIÓN POR LA POESÍA


“EL ARRIBO DE UN ÉXTASIS VIOLENTO” DE CÉSAR PINEDA QUILCA´



Por: Favio Álvarez Ojeda


Ha llegado a mis manos un novísimo poemario de manera esperada hace mucho tiempo. Su condición de armoniosa construcción hace una inequívoca afirmación de su raigambre poética con dotes de originalidad y búsqueda de eternidad. No hay poema que no recoja una cálida emoción de identidad receptiva. Ese yo propuesto desde luego a la propensión soñadora de un poeta como César Pineda denota una onda significación artística y reflexiva puesto que con esto se alcanza a conciliar la tranquilidad emocional impuesta por el sentimiento cuasi-condicionante para crear su propio universo llamado “EL ARRIBO DE UN EXTASIS VIOLENTO”. Aquí son susceptibles de mención un animismo perentorio, una referencia intencional rescata la frivolidad de la naturaleza hacia el sentimiento humano por la palabra como vehículo de purificación y liberación resaltando la fijación perfecta y real por una fuente humana de inspiración. Una implicancia que va más allá de una anacronía de creencia omnipotente ya que la poesía nos envuelve en nuestras propias palabras generándonos un universo paralelo de lo real y lo maravilloso “que es y puede ser” la vida con in-tolerancia imaginativa. Uno puede jugar sutilmente con las palabras, pero irónicamente las palabras pueden jugar con nuestros sentimientos de manera tan brutal que nuestro cuerpo no es capaz de esconder su debilidad. Las palabras guardan algo de nosotros en su interior y por ello el poemario rompe esta debilidad y lo hace experimentar en una sensación de placer que guarda similitud con la experiencia amatoria hecha por el cuerpo en toda su integridad. ¿Es más fuerte la emoción sensitiva o la corporal? He ahí la perfección de la presencia de este constructo literario. La palabra causa poder como también debilidad y, porque no decirlo, también genera placer y destrucción, pero al final como último recurso busca consuelo y esperanza hacia el goce perpetuo para luego estar en paz con el mundo exterior. Así el poemario se muestra con la fuerza resplandeciente, con ese encanto que hace su vitalidad con un distanciamiento homogéneo de fantasía y realidad, haciéndonos soñar con ese embrujo en este pequeño universo hecho de palabras y que comparte nuestra fortaleza a cuestas que cargamos en nuestra imaginación.



Para imaginarnos un poco iniciemos el camino hacia la profundidad interpretativa, leamos sin que el protagonista se de cuenta que le estamos curioseando su historia. Según el devaneo de la intolerancia por el silencio nos hemos querido ocultar también en los poemas presentados detrás de los ojos de su musa inspiradora. En cada letra nuestra propia identidad se funde ciegamente al contexto connotativo del sentimiento impuesto por el autor. Según nuestra posición la poesía deber ser el acompañamiento del sentimiento con acordes perfectos de arte hecho por la palabra de un modo que debilite la razón por un instante y la haga soñar temporalmente como una entrada por la soledad impuesta deliberadamente por la ausencia o la indiferencia de la musa inspiradora.



La obra de Pineda se caracteriza notoriamente por un adoctrinamiento cada vez mayor hacia la búsqueda del goce indescriptible en palabras. Es más fácil descubrir que describir cuando se trata del sentimiento inocuo de toda contaminación social. Juzguemos entonces la vulnerabilidad interpretativa, más que la invulnerabilidad creativa. Recuerdo haber asumido una actitud de identificación receptiva con tan sólo haber leído el título del poemario y al toparme con la puerta de ingreso preferí ingresar por la ventana para no debilitar mi razón y alcanzar una salida lenta hacia una verdad que se muestra en las palabras bien trabajadas de este buen libro.



Mostramos dos de los poemas como si fueran cuadros sobre este papel para poder ser apreciados y valorados. Es, sin duda, una muestra exquisita del valor de la poesía en nuestro universo circundante la que embellece la forma del lenguaje y que lo conduce a profundidades inimaginables de comunicación.



FINALMENTE


Pude esconderme

Detrás de la ventana de tus ojos invisibles.

¿Quién

Se esconde aquí

Detrás de este poema?



La ilusión de reflejar los sentimientos realizan vuelcos imaginarios en la semblanza silenciosa sobre una hoja de papel donde la competencia recreativa se define como un querer cambiar el mundo y sintetizarlo a un modo particular, ambos de carácter sentimental, que rigen en un poder que emana más allá de la razón. El poema Finalmente une el impulso instintivo del amor a la formación pura y vital de una mujer inscrita en un universo, donde ella también representa el aliento hacia la purificación y la salvación implícita en toda mujer como fuente de perfección y arte. Se puede dilucidar sobre la dualidad impuesta por el autor con referencia al ocultamiento temporal para poder entrar en una etapa de reflexión para nuevamente encarar una realidad que jamás se podrá librar. Los caminos se muestran ante nuestros ojos y es la mente quien los conduce inteligentemente hacia la presencia de la salvación o la destrucción, una elección muy desleal para/con los fines de felicidad, porque a veces la imposición natural genera un rumbo predeterminado y está en las palabras una verdad o una mentira que sólo la particularidad es responsable de asumir. En la poesía la preponderancia subliminal logra generar un estado de vanidad que va más allá de la forma simple de vivir.



El poemario contiene una cosmovisión integradora del mundo centrada en una fuente sentimental. Con mirada artificial se podría afirmar la vanidad imponente que la verdad siempre se alberga en el interior, una calidad que va más allá de la destrucción del sentimiento y el debilitamiento propio del desgaste de la experiencia, porque en la novedad está el placer.



El criterio de la creación del presente libro se fundamenta en la circunscripción eclíptica, siendo el punto de partida la inspiración para desbordar en una descripción estructural sistematizada abarcando una relación posiblemente contradictoria en base a la presentación de los poemas de manera casi paisajística y pasional, tomando como prueba el paraíso abstraído mecánicamente de toda superficialidad. Aunque es natural conjeturar esta contradicción.



TODO SE PARECE A TI


La muerte

Se acerca a mí

Para alumbrarme tu silencio.



Aquí se puede apreciar el carácter disconforme de la ambivalencia de todo objeto frente a nuestros sentimientos sin dejar la salvedad del conocimiento como eje transmisor de idealidad. Nada acaba, solo se posterga y se guarda, para luego poder mostrarse en otro lugar. Debo concluir diciendo que este poemario está bien elaborado, desde la performance creativa y expresiva hasta la edición. Es, sin duda, un buen libro amigo César, te deseo éxitos y a todos ustedes los invito a leerlo.


Favio Álvarez Ojeda

Huachipa, julio de 2011


No hay comentarios: