oraculo

2010-05-18

ARTE POÉTICA, GALERIA DE POETAS INVITADOS, JOSÉ MARÍA GAHONA PIURA Y ALGEMIRO PÉREZ CONTRERAS EN LA CUEVA DEL ZORRO LIMA PERÚ

AÑO: XII 173 ORLANDO ORDÓÑEZ SANTOS


Telf.: 6244484 E-mail: artepoetica_2000@hotmail.com

945871221 oordonezsantos@yahoo.es

.

GALERIA DE POETAS INVITADOS:

.

José María Gahona. Piura – Perú.

.

PREÁMBULO

.

La poesía es un papel de aguas azules

donde bajamos con la única piel

que venimos al mundo

con la arcilla primera en nuestras manos artesanas.

La poesía es una fiesta para hombres que luchan

contra el invierno

y la dictadura

de las hojas muertas.

.

GUARECER

Lo hermoso

de una corola

de simple color

podría hallarla

junto a tu corazón

guarecido.

La amargura

sin par

cuando candente

el desierto

incinere tu fe

sin duda

está cobijado

en el pecho.

.

'

Algemiro PÉREZ CONTRERAS. Jauja - Perú

.

HERIDA INNEGABLE

La noche se quedó

en tus ojos

la tarde que nos fuimos

cogidos de las almas

al borde de las rosas

y de las pálidas gardenias.

Aquella tarde la noche

me sorprendió dormido

mientras hacías

monumentos de agua dulce

a mis orillas.

Al despertar me perdí

sin descubrir más días.

Desde entonces me quito

las estrellas

de encima y no termino de estrujarlas

porque tú me buscas

en todas las cosas que dejé de ser.

Pero algún día

en un espejo has de llegar

Ya convencí a todas las vértebras

que sostienen a tanto sueño incompleto,

volver en definitiva al lecho del río donde

un día lejano me vio partir desobediente

aguas arriba creyendo inútil

hallar dulzura,

ahora acorralado de arrogancias

¡agua! te necesito

¡fuente! siga dándome vida.

.

'

.

DANZA DE MAICES

Tinajas llenas,

hornacinas lentas al olvido,

vano silencioso, único que queda

del mundo donde sólo regaban

la mies colectiva con la lluvia igualitaria

sin prerrogativas, sin privilegios,

menos era posible la existencia

de tránsfugas y lacayos. Fue el Edén.

Y de aquellos sorbos fermentados

dentro la arcilla burilada

con manos alfareras todos con la jora

y fécula de la comarca levantaban

más allá del resplandor lucero sus manos

y su corazón de montaña tan sólo para

rendir pleitesía y loor a la tierra madre.

De nuestros ancestros va quedando

a rastras sobre los caminos empedrados

la inmensidad aborigen echo cíclopes

murallas y cantos guerreros, con cuales

danzando al son galaxial de la luna

van hilvanando con filigrana

el sentimiento y alegría, meneando colorido

su beligerancia de tornasol y maíz en floración.

.

No hay comentarios: