oraculo

2009-10-01

DELEITESE DE LA MEJOR MÚSICA DE FLOR DE MARIA DE CHUSCHI EN ZORROS DE ABAJO


por: Fredy Roncalla

Flor Maria de Chuschi Chimaycha

Aqui cuatro ejemplos del extraorinario genero chimaycha que se toca con el chinlili, un intrumento que se encuentra solo en la cuenca del rio Pampas, y en el cual se toca la melodia y el bajo al mismo tiempo. La musica de chimaycha o vida michi, ha sido musica amatoria de jovenes, es decir de ejecucion grupal entre muchachos y muchachas. Es posible que esto continue, pero lo que se ve en you tube es una presentacion mas "artistica" es decir de una o un cantante acompanado por un conjunto no solo de chililis, pero de guitarra, bajo e a veces tinglado. Son desarrollos que sin embargo no han variado demasiado el fraseo musical y la lirica en quechua salpicado castellanituwan. Las primeras dos muestras son una breve seleccion de Flor Maria de Chuschi, pueblo historico, que canta con una voz extraordinaria en un video de gran colorido visual que contrasta marcadamente con las producciones del huayno, arpero, urbano y testimonial. Las composiciones que canta Flor de Maria son de Celedonio Chipana. Aparte de la belleza de la segunda cancion las lagrimas autenticas de la nina parecen retratar la perdida no solo de un ser querido, sido todos los rostros de la muerte ocurrida en anhos de la violencia. En la tercera muestra, de los Qoriwayllas, lo importane es rescatar la lirica de la cancion que cuenta la perdidas de vida, las muertes y las desapariciones aun impunes siguiendo el formato usual del chimaycha y con diferencias con el huayno testimonial que seria bueno explorar. El chimaycha tiene parentezco no solo con el pum pim del mismo valle del Pampas, sino con la musica indigena de Willoq y de las provincias altas del Cusco, Apurimac y Huancavelica, que se ejecutan con badurrias o charangos, y suelen ser llamadas qachwa. Una serie de continuidades que tal vez se explican por flujos de mitimaes, o por una alternacia geografica poco estudiada entre el huayno y la musica de las comunidades originarias. No deja de sorprender la fuerza de la continuidad, musical, visual y cultural de Chuschi (y si uno sigue explorando el yopu tube) y pueblos aledanos como Kispillacta, Sarhua, Cancha Cancha, Pomabanba, etc, que pratican un genero regional bello y vital pese a los anhos de la barbarie y el olvido. Es mas hasta que punto estas visualizaciones musicales no son un tonico contra el canibalismo de la teta asustada? Es decir, cuales son su posibilidades de desarrollo estetico? Los parametros ya estan dados o es necesario explorar aus mas? Cual esla tarea dela critica ante el corpus de Dolly JR Producciones? Etc. En todo caso, la muestra cuarta, a cargo de Boris Villegas, nos hace escuchar las posibildades sonoras, fuera de su genero natural, de un instrumento unico a manos de un cantautor que que ha estado recopilando mucho y nos explica que el chilili es el unico instrumento de cuerda de afinacion pentatonica. Tambie es de notar el contraste entre las primeras muestras y la puesta en escena -en un concierto y un teatro donde el artista, el publico, y la fuente estan separados- de la cuarta cancion, en donde al estar la fuente de la musica en "otro" lugar -afuera pero adentro- crea una serie de tensiones esteticas que han resultado fructiferas para el huayno
urbano. Chayllam chay.

No hay comentarios: