oraculo

2007-12-31

declaracion

MANIFIESTO ANTIARTE

El arte que no se arriesga no vale para nada
El arte se trata de pioneros
Buscamos nuevos camino
No nos interesa lo que ya dijeron otros
No nos interesa aquello que esta contado
Juntamos viejos elementos
Creando nuevas alquimias
Buscando formulas nuevas


Creemos que hay colores
Que nadie aun ha pintado
Confiamos en que todavía existan palabras que nadie pronuncio
Abandonaremos todo aquello que ya este usado
No le creemos al absurdo, estamos convencidos de su inexistencia
Estamos mirando hacia delante, hemos escapado del árbol
Hemos roto las cadenas del pasado


Nuestro esfuerzo se basa en el riesgo
Y en la imposibilidad de la verdad
Nuestros libros están lleno de erratas
Nuestros lienzos adoran los borrones, el error de perspectiva,
La pincelada fulminante y las luces imposibles.
Nuestra fotografía plasmán lo que los ojos no ven
Nuestros versos se apartan de la medida y reniega de la rima


Ha nacido un nuevo arte
Pero no se preocupen, ya lo matamos.


2007-12-29

lobo

SABATO
EPÍLOGO:La decisión y la muerteAl morir, esa inasible acción que se cumple obedeciendo, sucede más allá de la realidad, en otro reino.M. ZambranoCada hora del hombre es un lugar vivo de nuestra existencia que ocurre una sola vez, irremplazable para siempre. Aquí reside la tensión de la vida, su grandeza, la posibilidad de que la inasible fugacidad del tiempo se colme de instantes absolutos, de modo que, al mirar hacia atrás, el largo trayecto se nos aparece como el desgranarse de días sagrados, inscriptos en tiempos o en épocas diferentes.Detener la vida, su inefable transcurrir, no sólo es imposible sino que, de hacerlo, caeríamos en la más negra de las depresiones; los días nos pasarían carentes de toda trascendencia, nos sobrarían y podríamos desperdiciarlos banalmente ya que nada esencial se jugaría en ellos. La vida del hombre se reduciría a la felicidad que pudiera acuñar, como si la más grande de las existencias fuese la que mejor se asemejase a un viaje de placer en un barco de lujo.Creo que lo esencial de la vida es la fidelidad a lo que uno cree su destino, que se revela en esos momentos decisivos, esos cruces de caminos que son difíciles de soportar pero que nos abren a las grandes opciones. Son momentos muy graves porque la elección nos sobrepasa, uno no ve hacia adelante ni hacia atrás, como si nos cubriese una niebla en la hora crucial, o como si uno tuviera que elegir la carta decisiva de la existencia con los ojos cerrados.Algo de esto nos pasa hoy, cuando millones de personas comprendemos la urgencia que nos reclama, y no atinamos a divisar la luz que nos oriente. Unidos en la entrega a los demás y en el deseo absoluto de un mundo más humano, resistamos. Esto bastará para esperar lo que la vida nos depare.Desde joven he vivido la zozobra de la libertad. He pasado momentos de angustia sin saber qué hacer, sin comprender qué resultaría de una elección grave frente a la cual, sin embargo, nunca pude evaluar con mesura los hechos. Me recuerdo como quien corriera un tramo por un sendero perdido, y luego volviera hacia atrás, sin hallar el dato definitivo que probara que aquél era un buen camino. Pendulaba a la deriva hasta el momento crucial en que me llegaba la decisión al alma, y entonces avanzaba hacia ella cualesquiera fuesen las consecuencias.Los valores son los que nos orientan y presiden las grandes decisiones. Desgraciadamente, por las condiciones inhumanas del trabajo, por educación o por miedo, muchas personas no se atreven a decidir conforme a su vocación, conforme a ese llamado interior que el ser humano escucha en el silencio del alma. Y tampoco se arriesgan a equivocarse varias veces. Y sin embargo, la fidelidad a la vocación, ese misterioso llamado, es el fiel de la balanza donde se juega la existencia si uno ha tenido el privilegio de vivir en libertad.Hay momentos decisivos en la vida de los pueblos como en la de los hombres. Hoy estamos atravesando uno de ellos con todos los peligros que acarrean; pero toda desgracia tiene su fruto si el hombre es capaz de soportar el infortunio con grandeza, sin claudicar a sus valores.Como en la vida de los hombres, las culturas atraviesan períodos fecundos donde los momentos de dolor y de alegría se alternan bajo el mismo cielo; los pueblos siguen el acontecer de la vida con una mirada que les viene de generaciones e incorporan los cambios a un sentido que los trasciende.Éste no es uno de esos momentos, por el contrario, es un tiempo angustioso y decisivo, como lo fue el pasaje de los días imperiales de Roma al feudalismo, o de la Edad Media al capitalismo. Pero me atrevería a decir que es más grave porque es absoluto, ya que la vida misma del planeta está en juego.Nuestra cultura está mostrando signos inequívocos de la proximidad de su fin. Sin tregua se ve obligada a reinventar noticias, modas o nuevas variantes, porque nada de lo que extrae de sí es perdurable, fecundo o sanante.Como cuando un enfermo está muy grave y el médico le receta algo nuevo cada día y la familia, en su desesperación, cambia de médico y de tratamientos. Así nos está pasando, confundimos noticia con novedad. Lo decisivo es no creer que todo seguirá igual y que este modo de vivir da para rato.La capacidad de convicción de nuestra civilización es casi inexistente y se concentra en convencer a la gente de las bondades de sus cachivaches, que por cientos de millones se ofrecen en el mercado, sin tener en cuenta la basura que se acumula hora a hora, y que la tierra no puede asimilar. La globalización, que tanta amargura me ha traído, tiene su contrapartida: ya no hay posibilidades para los pueblos ni para las personas de jugarse por sí mismos. Ésta es una hora decisiva no para este o aquel país, sino para la tierra toda. Sobre nuestra generación pesa el destino, es ésta nuestra responsabilidad histórica.Estos tiempos modernos de Occidente, hoy en su fase final, otorgaron a los hombres una cultura que les dio amparo y orientación. Bajo su firmamento, los seres humanos atravesaron con euforia momentos de esplendor y sufrieron con entereza guerras y miserias atroces. Hoy con dificultad vamos aceptando su muerte, su necesario invierno, sabiendo que ha sido construida con los afanes de millones de hombres que han dedicado su vida, sus años, sus estudios, la totalidad de sus horas de trabajo, y la sangre de todos los que cayeron, con sentido o inútilmente, para bien o para mal, durante cinco siglos.La Modernidad comenzó con el Renacimiento, un tiempo inigualable en creaciones, inventos y descubrimientos. Fue una etapa que, como la niñez, estaba aún bajo la mirada de sus predecesores. Fue el racionalismo su verdadera independencia.Se han recorrido hasta el abismo las sendas de la cultura humanista. Aquel hombre europeo que entró en la historia moderna lleno de confianza en sí mismo y en sus potencialidades creadoras, ahora sale de ella con su fe hecha jirones.Estamos indudablemente frente a la más grave encrucijada de la historia, ya no se puede avanzar más por el mismo camino. Hace tiempo que el sentimiento humanista de la vida perdió su frescura; en su interior han estallado contradicciones destructivas: el escepticismo le ha minado su ánimo. La fe en el hombre y en las fuerzas autónomas que lo sostenían se han conmovido hasta el fondo. Las altas torres se han derrumbado. Demasiadas esperanzas se han quebrado en el corazón de los hombres. ¿Era el destino del ser humano intentar su supremacía y su independencia?, ¿estaba esta hora inscripta ya en los papiros de la eternidad?Debo confesar que durante mucho tiempo creí y afirmé que éste era un tiempo final. Por hechos que suceden o por estados de ánimo, a veces vuelvo a pensamientos catastróficos que no dan más lugar a la existencia humana sobre la tierra. En otros, la capacidad de la vida para encontrar resquicios donde volver a crear me dejan anonadado, como quien bien comprende que la vida nos rebalsa, y sobrepasa todo lo que sobre ella podamos pensar.Sé que a mucha gente le irritará esta carta, yo mismo la hubiera rechazado hace años cuando confundía resignarse con aceptar. Resignarse es una cobardía, es el sentimiento que justifica el abandono de aquello por lo cual vale la pena luchar, es, de alguna manera, una indignidad. La aceptación es el respeto por la voluntad de otro, sea éste un ser humano o el destino mismo. No nace del miedo como la resignación, sino que es más bien un fruto.No sé si alguien, antes de Berdiaev, predijo que volveríamos a una nueva Edad Media. Sería posible y también sanante. Ciertos elementos parecieran estar presentes indicando semejanzas, como el estado de putrefacción del poder en Roma, donde el cuidado que se había puesto en la elección de los sucesores del César decayó hasta la irresponsabilidad, que es un grave síntoma; la tendencia a enfeudarse, por los peligros externos. Entonces, como ahora, afuera no había seguridad y la violencia diezmaba a quienes no quedaban protegidos por las murallas. También la drástica división entre poderosos y pobres; la creciente religiosidad. Entonces los que quedaron cortados fueron los caminos, hoy habrían de ser los cables, a no ser que fueran ellos los “convertidos” y la televisión pasara a servir a la gente.Sentimos la Edad Media como noche, como tiempo severo, austero, cuando todo el esplendor de la civilización romana fue acallada. Berdiaev dice:La noche no es menos maravillosa que el día, no es menos de Dios, y el resplandor de las estrellas la ilumina, y la noche tiene revelaciones que el día ignora. La noche tiene más afinidad con los misterios de los orígenes que el día. El Abismo no se abre más que con la noche.Para nuestra cultura, la noche sería la pérdida de los objetos, que es la luz que nos alumbra.¿Quién podrá guiarnos hoy?, ¿quiénes son esos seres humanos que, como Juana de Arco o el pequeño David, convirtieron una historia con la sola ayuda de su fe y de su coraje?Así como en la muerte individual hay algo que sucede en el espíritu, y que da lugar a la aceptación de la muerte, es importante que nuestra cultura termine de deshojarse. Toda conversión, como la muerte misma, tiene un pasaje, un tiempo para abandonar los rasgos del pasado y aceptar la historia como se acepta la vejez. Hacernos cómplices del tiempo para que caigan los velos y se desnude la verdad simple. Si algo se les debe a los hombres es la posibilidad de que la verdad madure y se muestre una vez por entero, sin las distorsiones de la propaganda o de los oportunismos.Siento con entusiasmo esta posibilidad de recomenzar otra manera de vivir. Lo que ayuda a la decisión es un mar de fondo, que se ha ido formando a través de hechos aislados que comienzan a entramarse, imágenes que nos sorprenden, libros que leemos. La gente que frecuentamos, un sentimiento de patria cuando estamos en el exilio. Algo diferente que se valora, que nos asombra y que sentimos como una utopía que se nos acercara. El cambio se da cuando nuestra mirada no se separa de ella.No podemos olvidar que en estos viejos tiempos, ya gastados en sus valores, hay quienes en nada creen, pero también hay multitudes de seres humanos que trabajan y siguen en la espera, como centinelas. En la historia los cortes no son tajantes, y ya en las postrimerías del Imperio Romano, sus ciudadanos frecuentaban a sus vecinos bárbaros, y es seguro que tendrían amores con ellos; así ya están entre nosotros los habitantes de otra manera de vivir. Hoy como entonces hay multitudes de personas que no pertenecen a esta civilización posmoderna, muchas están trágicamente excluidas y otras muchas parecen aún formar parte de las instituciones sociales pero su alma está preñada de otros valores.El pasaje es un paso atrás para que una nueva sensación del universo vaya tomando lugar, del mismo modo que en el campo se levantan los rastrojos para que la tierra desnuda pueda recibir la nueva siembra.¡Si nos enamoráramos de este pasaje!¡Si en vez de alimentar los caldos de la desesperación y de la angustia, nos volcáramos apasionados, revelando un entusiasmo por lo nuevo que exprese la confianza que el hombre puede tener en la vida misma, todo lo contrario de la indiferencia! Dejar de amurallarnos, anhelar un mundo humano y ya estar en camino.Como la luz de la aurora que se presiente en la oscuridad de la noche, así de cerca está la muerte de mí. Es una presencia invisible.Algunas veces en la vida sentí que estaba en peligro y podía morir. Y sin embargo, aquel sentimiento de la muerte en nada se parece al de hoy. Entonces hubiera sido parte de mis luchas o de alguna circunstancia: un fracaso de mis proyectos. Podría haber muerto inesperadamente y no habría sido como hoy, en que la muerte me va tomando de a poco, cuando soy yo quien me voy inclinando hacia ella.Su llegada no será una tragedia como hubiese sido antes, pues la muerte no me arrebatará la vida: ya hace tiempo que la estoy esperando.Hay días en que me invade la tristeza de morir y, como si pudiera ser la muerte la engañada, me atrinchero en mi estudio y me pongo a pintar con frenesí, confiado en que ella no me arrebatará la vida mientras haya una obra sin terminar entre mis manos. Como si la muerte pudiese entender mis razones, y yo hacer de Penélope para detenerla.Cuando la gente me para por las calles para darme un beso, para abrazarme, o cuando voy a algún acto, como en la Feria del Libro, donde una multitud durante horas me está esperando y me colma con su afecto, una invencible sensación de despedida me nubla el alma.Cada vez me ocupan menos los razonamientos, como si ya no tuvieran mucho que darme. Como bien dijo Kierkegaard, “la fe comienza precisamente donde acaba la razón”. Momentos en que navego sin preguntas mar adentro, no importan las lluvias ni los fríos. Y otros, en que me amarro a viejas sabidurías esotéricas, y encuentro calor en sus antiguas páginas como en las personas que me rodean y me cuidan. Me avergüenza pensar en los viejos que están solos, arrumbados rumiando el triste inventario de lo perdido.Antes, la muerte era la demostración de la crueldad de la existencia. El hecho que empequeñecía y hasta ridiculizaba mis prometeicas luchas cotidianas. Lo atroz. Solía decir que a la muerte me llevarían con el auxilio de la fuerza pública. Así expresaba mi decisión de luchar hasta el final, de no entregarme jamás.Pero ahora que la muerte está vecina, su cercanía me ha irradiado una comprensión que nunca tuve; en este atardecer de verano, la historia de lo vivido está delante de mí, como si yaciera en mis manos, y hay horas en que los tiempos que creí malgastados tienen más luz que otros, que pensé sublimes.He olvidado grandes trechos de la vida y, en cambio, palpitan todavía en mi mano los encuentros, los momentos de peligro y el nombre de quienes me han rescatado de las depresiones y amarguras. También el de ustedes que creen en mí, que han leído mis libros y que me ayudarán a morir.

2007-12-24

colmillo

METÁFORA.

Las metáforas son eficientes en la medida en que se alejan del objeto a que aluden. La más cercana es la no-metáfora, la simple reproducción del objeto: “El pájaro es como el pájaro” es, desde luego, una proposición correctísima, hasta el punto que es inservible. La identidad da un efecto cero.

La metáfora es útil precisamente porque representa algo distinto. Pero no totalmente distinto; lo que quiere decir que hay un núcleo común, hundido y oculto por los atributos exteriores; y tanto más alejada es la metáfora, menor es el número de atributos comunes y más profundo es, por lo tanto, el núcleo idéntico. De ahí ese poder de alcanzar esencias profundas que tiene la poesía.

La metáfora es, quizá, un aspecto de la tendencia a identificar bajo la diversidad y tiende, en consecuencia, a la indiferencia y a la inmovilidad absoluta, puesto que el tiempo se revela por los cambios.

En la ciencia, esta tendencia metafórica se manifiesta en los principios de la causalidad y, sobre todo, en los de conservación de la masa y de la energía; ya los griegos se plantearon el problema de la permanencia de la sustancia primordial por debajo del continuo mudar de los acontecimientos. El fuego de Heráclito es la metáfora del Universo entero.

Se ha argumentado repetidas veces que la metáfora tiene un valor psicológico, que actúa por deslumbramiento. Me parece, más bien, que tiene un valor ontológico, que actúa por alumbramiento de los estratos más profundos de la realidad.

MÉTODO CIENTÍFICO.

La escuela de Aristóteles hacía ciencia de la siguiente manera:

Los planetas son eternos.

Su movimiento debe ser, por lo tanto, eterno.

El único movimiento eterno es el circular.

Por consiguiente, los planetas se mueven en círculos.

Esto parece irreprochable. No se ve, sin embargo, por qué no aceptar directamente la conclusión, en vez de partir de una proposición que es bastante dudosa.

Con el método silogístico se cree averiguar verdades nuevas, cuando en el fondo tales verdades están ya contenidas en las premisas que se aceptan alegremente; de este modo todo se convierte en una tautología. Una de las críticas más agudas del método puede leerse en The Problems of Philosophy, de Bertrand Russell, al analizar el silogismo clásico:

Todos los hombres son mortales; Sócrates es hombre; luego, Sócrates es mortal.

“En este caso —dice Russell— lo que conocemos más allá de toda duda razonable es que ciertos hombres A, B, C, eran mortales, puesto que realmente han muerto. Si Sócrates es uno de estos hombres, es absurdo el rodeo de ‘todos los hombres son mortales’, para llegar a la conclusión de que probablemente Sócrates es mortal. Si Sócrates no es uno de los hombres sobre los cuales se funda nuestra inducción, mejor será que vayamos directamente de nuestros A, B, C, a Sócrates, en vez de dar la vuelta por la proposición general todos los hombres son mortales. Pues la probabilidad de que Sócrates sea mortal es mayor, según nuestros datos, que la probabilidad de que todos los hombres sean mortales. (Esto es evidente, pues si todos los hombres son mortales, Sócrates lo es también; pero si Sócrates es mortal, no se sigue que todos los hombres deban ser mortales.) Por consiguiente, alcanzaremos la conclusión de que Sócrates es mortal con una mayor aproximación de certeza si hacemos un razonamiento puramente inductivo que si pasamos por todos los hombres son mortales y usamos de la deducción.”

Las fallas de este procedimiento habían sido vistas en la época de Bacon por mucha gente, no sólo por el Lord Canciller de la Corona; y por otra parte el método inductivo por sí solo no era capaz de superar ese estado de cosas. No se ve, pues, la razón para que algunos adjudiquen a Bacon el título de “padre de la ciencia moderna”, que corresponde a Galileo.

El físico italiano se dio cuenta de que la mera inducción no podía constituir el método de la ciencia. Por el contrario, si bien parte de la experiencia, se pone en guardia contra el fetichismo empirista que lleva a menudo a conclusiones equivocadas. Al fin de cuentas, era justamente la observación la que había llevado a los aristotélicos a creer en la rotación del Sol y en el principio de la fuerza permanente, dos grandes errores. Galileo indaga las leyes naturales superando las malas observaciones, los hechos empíricos en bruto, por medio del pensamiento. La razón, manejada con prudencia, le permite llegar mucho más allá de la apariencia sensible, que tienta al error. Esto es, verdaderamente, el método científico.

POESÍA PURA.

Algunos opinan que en la poesía pura no deben intervenir elementos didácticos; otros han prohibido los elementos filosóficos, políticos, raciales, científicos; otros, los valores musicales, como el ritmo y la rima. Sería bueno escribir un poema purificado según todas estas recomendaciones: no quedaría nada.

Se cree que el problema de la poesía pura es un gran problema porque es interminable, olvidando que también eran interminables las disputas medievales sobre cuántos granos de trigo forman un montón. En realidad, los logísticos modernos dirían que tanto uno como otro son seudoproblemas de definición: dada una definición se termina la disputa, que simplemente se debe a que cada uno habla de algo diferente.

En general, todos los conceptos en que entra la palabra pura, son sospechosos de escolasticismo: poesía pura, raza pura, música pura. Propongo la siguiente definición: poesía pura es toda poesía exenta de impureza. Puede parecer irritante, pero hay que reconocer que es irrebatible.

Bajo el sol de la Quebrada de

Humahuaca,

testigo callado de luchas y matanzas,

el Río Grande serpentea como mercurio

brillante.

Ejércitos del Inca,

caravanas de cautivos,

columnas de conquistadores,

caballerías patriotas.

Para arriba, para abajo...

Y luego noches de silencio mineral,

en que vuelve a sentirse

el solo murmullo del Río Grande,

imponiéndose —lenta pero seguramente—

sobre los sangrientos, pero ¡tan

transitorios!

combates entre los hombres

poesia

¡Mira! Las palabras inocentes me han

rejuvenecido al fin

y como en otro tiempo las lágrimas brotan

de mis ojos.

Y recuerdo los días hace mucho pasados

y la tierra nativa vuelve a alegrar de nuevo

mi alma solitaria

y la casa donde crecí un día con tus

bendiciones,

donde, alimentado con amor, muy pronto

creció el niño.

Ah, cuántas veces pensé que yo te

reconfortaría

Cuando a mí mismo me veía obrar a lo

lejos sobre el vasto mundo.

Mucho intenté y soñé, y me he llagado el

pecho

a fuerza de luchar, pero haréis que yo sane

¡queridos míos! Y aprenderé a vivir como

tú, Madre, mucho tiempo;

es piadosa y tranquila la vejez..

Vendré a ti: bendice ahora a tu nieto una

vez más,

Que, así, el hombre mantenga lo que de

niño prometió.

Hölderlin

¡

Son los expulsados, los proscriptos, los ultrajados, los despojados de su patria y de su terruño, los empujados con brutalidad a las simas más hondas. Ahí es donde están los catecúmenos de hoy.

E. Jünger


túnica

Túnica Fría

¡La cruz celebra su vetusta imagen!

Al margen de su salvedad

Crucifica su mínima verdad

Abandonándola inmensa filantropía

Muere el credo de fanfarria

Estigmatizado en la hostia

Del labio hambriento,

Con intestino saliente desnutrido

Hoy no quiero celebrar poesías

Por que islas naufragas,

No me pondré la túnica fría

Del peor idiota vulgarizado magro

Estallan sentencias, latigazos

A tantas letras arrumadas

Putativos complces,putridos

Que se deslizan como damiselas

Flores del mal vomitadas (Baudelaire)

Por tantas celestiales manoseadas

Hemipléjicas con hemorragias de marías

Hace XXI siglos, se miran en supercherías

Mojigatos con o sin sotanas de santos

De perico de los palotes (Nietzsche)

Tramontes de judíos criminal falsario

Fariseo de orden imperante

¡He aquí mi sutileza transparente!

¿Dónde esta la fe que mueve montañas?

O simples diezmos

O mueve masas enfermas

Como en un manicomio de locos

Grandes embusteros canonizados

In majuren del honorem

No más contaminen los reinos del cielo

Hoy me siento dios, lo soy

Al prometer y cumplir justicia

Superlativa sin ignomia

Amen por siempre

Predicadores, profetas, charlatanes…

Amen por los siglos de los siglos .

José luis ramos flores . 2006 Callao

2007-12-14

Colmillo


RIO


¿Dónde esta las palabras
¡Que se escarcharon en cristales azules!
Para seguir conspirando
El ultimo verano
A todos aquellos que respiran
Mi niñez
Desde aquí veo el rió,
Que me vio nacer.
Nos encontraremos !tal vez!
Entre vientos de violetas,
Desde calcáreas edades
Se mecen los mares profundos,
Con el vaivén de mi madre
Con profunda tristeza,
Insondable mirada.
Donde calles mueren
En una paja tibia.


Nadie
Donde esta aquellos
Que viven apuntalándome
Para seguir viviendo
Prosaicamente
Han envejecido
Embalsamando
Mis tempestades
Que ascendieron del caos
Jamás sabrán
Si vuelvo a nacer
En la vientre
Del cóndor ancestral
Nadie profetiza
El momento de nuestra grandeza.
Peldaño

Tu casa es el barrio arriba
Empedrado de peldaños,
Camino descalzo
Sobre esta tierra de barro,

¡Tal vez! Aquellas negras criaturas,
Que inventan escenas de sacrificio
Esconden tu dios inconcluso,
Donde yo nací contigo,

En silencio empieza la subversión
Batiendo sus cenizas.


Pájaro
¿Quién soy yo?
Acaso un pájaro que canta
Quemándose,
Sobre algún árbol
De la sedición,
Convertida en oscura
Etiqueta de la subversión,
¡Borges ha muerto!
¿De que se me puede acusar?
Si solo sembré una rosa roja,
Recobro mi plumaje
En un fuego encendido.








Mujer
Orquídea andina
Abro mi piel
Como suave
Llanto
De llovizna
Amanezco
En tu silencio
¿Cómo escapar de ti?
Si tú llanto
Es una calle silenciosa,
Camino que nos pertenece,
No me detengan…



El yantar

El yantar
Es el espejismo
Reflejo
De la muerte
Agua,
Sol,
Dardos,
Lagrimas,
Veneno,
Infiernos,
Se esfuman
En un cristal
Desnuda,
Del cual todo
Era lejos.





2007-07-19

Sutep - Barranca: Barranca sigue en la Huelga Nacional Indefinida

Sutep - Barranca: Barranca sigue en la Huelga Nacional Indefinida QUIEN SE MANIFIESTA ES EL PROFESOR JOSE LUIS EN EL DIARIO EXPRESO EN SU PORTADA PRINCIPAL SE PUBLICA MI FOTOGRAFIA FECHA 16 DE JULIO ASEVERO CATEGORICAMENTE NUNCA HE SIDO FINANCIADO POR HUMALA MI CORREO zorrosabajo@hotmail.com

2007-05-05

PRHIBIDO LEER.......


PROHIBIDO LEER LOS PERROS Y JUDIOS
El 11 de enero 2005 inicia el conjuro traidora de la "ortiga" el seudo columnista Bedoya Ugarteche en la "varoneza" el "CORREO" la banda de paracitos intelectuales de perico de los palotes .
El rabino Aldo Mariategui acolito apolillado "la sangre llama a la sangre " el dinero llama al dinero" si los americanos estamos unidos, podemos combatir contra el diablo hasta en el infierno, estos diablos imponen su razon afeminado para morder la cola del caos, es asi que la sangre judia llama al dinero,Trathenberg erudito dizque en educación metafísica, es capaz de vender a su madre calata "sin perros ni judios" es la CULTURA de su desprecio, estos galafates tienen secreto para delinquir en robos millonarios empobreciendo los estados en américa, e ahí el gusano en la papa andina Baruch Ivcher que vive insultando la misiricordia de los cristianos pretendiendo ser amos, profetas .
Los panfletos "CORREO" La Chilenisacíon de " COMERCIO" mercaderes del honor, la fe, el juramento ,se vendieron cobardemente como en la historia de la guerra infausta Perú Chile el primer traidor es la piel dlos judia insensible al fuego.
El Nacionalismo tiene que valerse de todo para defender los intereses vitales de nuestra america tawantisuyana desenmascarando a los a apolillados racistas .
La razon que obliga a los judios a mesclar su sangre con pan acimo son habitantes estúpidos, criminales para aplicarlo en cuanto al hedor,los progresos de la higiene lo ha dominado con la embriaguez del olor particular al " olor judio" en olor a " sexo" y a "religuion" diversíon ,TRAGEDIA a riqueza o la simplicidad de un vino kasher mientras Vargas Llosa es el hombre contranatura que eyacula entretenimiento cuando duerme besuceandose con la varoneza Jaime beyli en su desierto ardientes baño ritual
..........continura
zorrosabajo@hotmail.com 21abril 2007

EDUCACION Y MITOS

>APOLOGIA DEL SIGLO XXI>>Por: Jose Luis Ramos Flores>>Hoy Quiero vestirme elegante, turbante de cachemira, para >decodificar en esta mañana, conjeturas atrevidas, suposiciones, pero >en cuanto a la verdad cierta, ningún hombre lo ha conocido y no la >conoceremos, ni la verdad acerca de los dioses; es una paradoja >libertaria.>>Permitid, pues oH pueblo generoso y justo, que rinda mi pobre >homenaje a los doctores, derviches, intelectuales, cultos, sabios, >profetas y salvadores que se hallan en esta vida o mas allá del >polvo umbral de la vida; el hombre como simple mortal, efímero vale >por lo que sabe, saber es poder, los sabios educan con el ejemplo y >nada hay más que avasalle el espíritu humano, que el ejemplo, que >suena profundamente.dejemos volar alto la fantasía, sin utopía la >vida ¿qué sería?.>>El fundamentalismo desde la frontera del caos ético y moral de las >propias limitaciones del pensamiento humano se pone interesante en >este tapiz estético de las concepciones del mundo, analizaremos con >rigor científico el mito de la famosa concepción educativa en pleno >siglo XXI.>>La teoría educativa es presa de la “globalización” donde algunos >pensadores mediocres del pasado y presente trafican con teorías >inservibles, minusválidas para la sociedad.Lla pregunta es ¿Qué tipo >de hombre va engendrando, acuñando esta modernidad? La modernidad se >erigió sobre la fe y la razón en la ciencia, la razón es considerada >un Dios, tan omnipotente como el viejo Dios, solo que más >utilitario, mas cínico y brutal; convertido en un fetiche al cual >rinden culto todas las empresas económicas modernas del >“neoliberalismo”.>>Esta conjetura tiene la pretensión de establecer premisas para >explicar como los mitos educativos han sido construido en los >últimos 5 milenios por los de “arriba”, las clases explotadoras, en >la perspectiva de control manipulador y alienación de los dominados, >los de “abajo”, por la clases explotadas, clase hegemónica del >idealismo, la irracionalidad, el nihilismo y la metafísica que >provienen de la clase parasitaria, son los mitos religiosos a partir >de las sociedades esclavistas, de Mesopotania, Egipto, India, China, >Grecia y Roma logran el poder hegemónico imperial sobre todos los >aparatos ideológicos generando todo un sistema de alienación, al >controlar y manipular la moral,>el arte, el derecho, la política, la educación, la ciencia y la >filosofía.>>Hoy en día concretizado en las influencias perversas, pervertidoras, > pervertidas y manipulatorias del hinduismo, budismo, cristianismo, >islamismo, judaísmo, en los aparatos ideológicos a nivel >planetario.>>El discurso filosófico es el devenir de veintiseis siglos que han >sido hegemonizados absolutamente por el idealismo gracias al trabajo >tesonero de la iglesia católica, gran transnacional, y de los >protestantes que han logrado institucionalizar el discurso de >pensadores como Platón, Agustín Tomas de Berkeley, Kant, Hegel >desaguando en Fukuyama, Vargas Llosa, Villaran, Deustua, Bayli, la >judia Martha Hildebrandt y su acolito Bedoya Ugarteche y el pitoniso >Aldo Mariategui.>>Los idealistas se convirtieron en paradigmas mitológicos: >neotomismo, neopositivismo, hermenéutica, su perspectiva era y es de >“anular” “liquidar” “destruir” y “ocultar” el genial discurso de >Marx, quien se sustento en la lucha de clases , la violencia, la >revolución y la dictadura del proletariado. Entre los >intelectuales, predecesores y sucesores, lucidos desmitologizadores >tenemos a: Heraclito de Efeso, Jenofanes de Colofón, Democrito de >Abdera, Epicuro de Samos, Tito Lucrecia, Guillermo de Occan, Bruno >Espinoza, Hobbes, Diderot, Feuerbach, Engels, Lenin, Mao Tse Tung, >quienes han constituido la lucha contra la superstición, el >fanatismo, la supercheria, la intolerancia, el sectarismo, la >irracionalidad, la esquizofrenia, etc. Recién se inicia el fin del >capitalismo global, el nuevo proyecto histórico será la primera >propuesta científica sobre la civilización.>>(Estas citas a que parrafo corresponden, por favor indicar)>>• Mitología Universales y Latinoamericanos Dr. Jose W. Lora Can.>• Heinz Dieterich>>>

APOLGIA DEL SIGLO XXI

>APOLOGIA DEL SIGLO XXI>>Por: Jose Luis Ramos Flores>>Hoy Quiero vestirme elegante, turbante de cachemira, para >decodificar en esta mañana, conjeturas atrevidas, suposiciones, pero >en cuanto a la verdad cierta, ningún hombre lo ha conocido y no la >conoceremos, ni la verdad acerca de los dioses; es una paradoja >libertaria.>>Permitid, pues oH pueblo generoso y justo, que rinda mi pobre >homenaje a los doctores, derviches, intelectuales, cultos, sabios, >profetas y salvadores que se hallan en esta vida o mas allá del >polvo umbral de la vida; el hombre como simple mortal, efímero vale >por lo que sabe, saber es poder, los sabios educan con el ejemplo y >nada hay más que avasalle el espíritu humano, que el ejemplo, que >suena profundamente.dejemos volar alto la fantasía, sin utopía la >vida ¿qué sería?.>>El fundamentalismo desde la frontera del caos ético y moral de las >propias limitaciones del pensamiento humano se pone interesante en >este tapiz estético de las concepciones del mundo, analizaremos con >rigor científico el mito de la famosa concepción educativa en pleno >siglo XXI.>>La teoría educativa es presa de la “globalización” donde algunos >pensadores mediocres del pasado y presente trafican con teorías >inservibles, minusválidas para la sociedad.Lla pregunta es ¿Qué tipo >de hombre va engendrando, acuñando esta modernidad? La modernidad se >erigió sobre la fe y la razón en la ciencia, la razón es considerada >un Dios, tan omnipotente como el viejo Dios, solo que más >utilitario, mas cínico y brutal; convertido en un fetiche al cual >rinden culto todas las empresas económicas modernas del >“neoliberalismo”.>>Esta conjetura tiene la pretensión de establecer premisas para >explicar como los mitos educativos han sido construido en los >últimos 5 milenios por los de “arriba”, las clases explotadoras, en >la perspectiva de control manipulador y alienación de los dominados, >los de “abajo”, por la clases explotadas, clase hegemónica del >idealismo, la irracionalidad, el nihilismo y la metafísica que >provienen de la clase parasitaria, son los mitos religiosos a partir >de las sociedades esclavistas, de Mesopotania, Egipto, India, China, >Grecia y Roma logran el poder hegemónico imperial sobre todos los >aparatos ideológicos generando todo un sistema de alienación, al >controlar y manipular la moral,>el arte, el derecho, la política, la educación, la ciencia y la >filosofía.>>Hoy en día concretizado en las influencias perversas, pervertidoras, > pervertidas y manipulatorias del hinduismo, budismo, cristianismo, >islamismo, judaísmo, en los aparatos ideológicos a nivel >planetario.>>El discurso filosófico es el devenir de veintiseis siglos que han >sido hegemonizados absolutamente por el idealismo gracias al trabajo >tesonero de la iglesia católica, gran transnacional, y de los >protestantes que han logrado institucionalizar el discurso de >pensadores como Platón, Agustín Tomas de Berkeley, Kant, Hegel >desaguando en Fukuyama, Vargas Llosa, Villaran, Deustua, Bayli, la >judia Martha Hildebrandt y su acolito Bedoya Ugarteche y el pitoniso >Aldo Mariategui.>>Los idealistas se convirtieron en paradigmas mitológicos: >neotomismo, neopositivismo, hermenéutica, su perspectiva era y es de >“anular” “liquidar” “destruir” y “ocultar” el genial discurso de >Marx, quien se sustento en la lucha de clases , la violencia, la >revolución y la dictadura del proletariado. Entre los >intelectuales, predecesores y sucesores, lucidos desmitologizadores >tenemos a: Heraclito de Efeso, Jenofanes de Colofón, Democrito de >Abdera, Epicuro de Samos, Tito Lucrecia, Guillermo de Occan, Bruno >Espinoza, Hobbes, Diderot, Feuerbach, Engels, Lenin, Mao Tse Tung, >quienes han constituido la lucha contra la superstición, el >fanatismo, la supercheria, la intolerancia, el sectarismo, la >irracionalidad, la esquizofrenia, etc. Recién se inicia el fin del >capitalismo global, el nuevo proyecto histórico será la primera >propuesta científica sobre la civilización.>>(Estas citas a que parrafo corresponden, por favor indicar)>>• Mitología Universales y Latinoamericanos Dr. Jose W. Lora Can.>• Heinz Dieterich>>>